DA IGUAL APRENDER A GESTIONARSE LA ALTA SENSIBILIDAD…O NO

La responsabilidad es el precio de la libertad (Elbert Hubbar)

La gente me pregunta mucho que, si conocer y gestionar su alta sensibilidad les va a cambiar, si les va a convertir en alguien diferente a quienes son.

Al fin y al cabo, es muy humano tener miedo al cambio, a lo desconocido.

Y la respuesta es sí, conocerte y conocer y gestionar algo tan importante como tu alta sensibilidad te va a cambiar.

Y no. Esto no va de que vas a ser “tu mejor versión” ni nada por el estilo.

Ni tampoco de que al gestionar la alta sensibilidad tu vida vaya a ser casi perfecta… no.

Vas a ser tú. Ese tu verdadero que hay ahí escondido bajo capas de condicionamientos sociales y culturales.

Te vas a poder quitar toda esa armadura de capas artificiales que te has ido poniendo como escudo protector y vas a descubrir que debajo de ellas siempre estuviste tú, siempre perfect@, siempre esperando a ser re-descubierto.

Vas a ver que la alta sensibilidad no es una lacra ni algo que te haga la vida más pequeña.

Se va acabar pensar todo eso de “tengo que ser más fuerte”, “debería ser menos sensible”… Vas a aprender a dejar de darte todos esos latigazos metafóricos que has aprendido a darte por no ser como los demás.

Sentirás que no tienes que justificarte y que nunca has sido menos que nadie y empezarás a apreciar la diferencia, tu diferencia, como algo bueno y valioso, y que aporta al mundo.

Te cambia en que empiezas a entender que puedes aportar al mundo de verdad tal y como eres, y que es precisamente intentando ser otra persona que no eres como no estás aportando nada, y que es el ir representando un personaje lo que te hace sentirte siempre débil y perdid@.

Te cambia en que empiezas a relacionarte de manera más auténtica con los demás, ya que sabes que no tienes nada que esconder ni de lo que avergonzarte y eres consciente de todo lo bueno que tú estás aportando a la relación, con lo que empezarás a relacionarte mejor y con gente que te hace bien.

Ya no necesitarás estar con ese constante análisis mental de lo que haces y dices cuando estás con otros. Te puedes relajar y darte permiso para ser tú.

También te cambia en que estás mejor de salud física y mental porque ya habrás entendido que la cosa no va de apretar los dientes y aguantar, ni de tener esa sensación continua de ir corriendo de un lado para otro, sino que se trata de encontrar tus propios ritmos y tiempos que son diferentes a los de la mayoría social.

 Y sabrás que eso está bien, que no pasa nada, ya no te culparás.

Te cambia en que empezarás a darle sentido a situaciones de tu pasado, y así en vez de cargarlas a las espaldas te podrás liberar de ellas. Dejarás de cargar con tu pasado y pasarás a integrarlo.

Te darás cuenta de que lo hiciste lo mejor que pudiste, y que el castigarte no tiene lugar, que la autoexigencia no tiene sentido.

Empezarás a andar más ligero física y metafóricamente y te atreverás más a vivir, a estar en el mundo puesto que no andarás siempre abrumado, y con esa sensación de no estar a la altura.

Ya no vas ir por el mundo como si cargases con un secreto oscuro, que llevas dentro y que nadie puede saber. No. Cuando te aceptas sabes que está bien ser como eres y que tienes tu sitio en la sociedad.

Tu vida no va a ser perfecta por mucho que gestiones muy bien la alta sensibilidad, por supuesto (¡vaya idea tan estúpida que nos han metido en la cabeza de que la vida debe ser fácil o si no es que estamos viviendo mal ¡).

Vas a seguir teniendo problemas y obstáculos como todo el mundo y algunos relacionados con ser PAS (como el saturarte de vez en cuando).

Al fin y al cabo, la vida va un poco de eso, de superar obstáculos. 

Y esa es la cuestión. Te vas a ver y sentir capaz de afrontar lo que venga, sabiendo que no tienes que luchar más contra ti mism@ y que está bien ser quien eres.

Si te gusta el post puedes compartirlo en tus RRSS o pasárselo a alguien a quién creas que le puede ayudar.

Te espero en los comentarios😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *